EN DEFENSA DE HONORIO GALINDO

CANARIAS 20 de julio de 2022 Por Semanario LA RAÍZ
Javier Marrero, activista social y medioambiental grancanario, reflexiona en voz alta y sale en defensa del histórico y reconocido referente ecologista Honorio Galindo. Marrero plantea también el intento por parte de partidos e instituciones de "acallar" las voces críticas que en toda Canarias se están levantando contra el nuevo ciclo de "destrucción" que amenaza nuestra tierra.
FB_IMG_1658355549532

Donde a la naturaleza le hace falta una ayuda y defensa, ahí está el incansable compañero Honorio Galindo. 

Quien era presidente del colectivo ecologista Turcón hasta el pasado viernes 15 de julio en donde en una Asamblea extraordinaria en la que entre los convocantes habían personas que, a la vez que pertenecen al colectivo, son miembros activos de formaciones política y otros son asalariados de administraciones públicas, y que curioso que alguno hasta en el mismo tema y misma competencia, el medio ambiente. 

Todo esto se ha impugnado y denunciado, dado que en una organización democrática y según la ley de asociacionismo tiene que existir un periodo electoral. 

No se puede aplicar una especie de OPA en el campo social.

Honorio, del que me siento orgulloso por ser compañero, amigo, activista y por todo lo que he aprendido con él.

El Barranco de La Mina conoce bien a Galindo y Honorio conoce bien al Barranco de La Mina. Tras tomar café, y con más compañeras y compañeros, allí estuvimos con nuestras herramientas para liberar el agua, al mismo tiempo que se había presentado la denuncia pertinente. 

En las Charcas de San Lorenzo estuvo presto para que no se secaran y aportó a las vecinas y vecinos de Tamaraceite y San Lorenzo ayuda jurídica y activista. 

En el palmeral público que ha robado el RIU Oasis para su uso particular, pudimos comprobar el silencio de los medios convencionales, pero él, siempre animoso, “aunque se hayan enterado dos, esos dos harán el efecto multiplicador”. 

En el fracaso de la recuperación del pinzón azul y en tantas otras necesidades de defensa del medio ambiente, como las locuras del tren o el nefasto Salto de Chira, Salvar Quintanilla, esta Honorio Galindo presente. 

Y seguirá porque es una persona comprometida con la lucha ecologista, con gran capacidad de trabajo y es honesto.

Ahora y ya hablando en general, me preocupan los derroteros que están tomando algunas organizaciones políticas, actuando para absorber y silenciar a las fuerzas sociales. 

O nos movemos o acaba el ecologismo institucionalizado.

Te puede interesar