POR UN MOVIMIENTO CON ALMA EN LEGÍTIMA DEFENSA DE CANARIAS

EDITORIAL 30 de septiembre de 2022 Por Semanario LA RAÍZ
Canarias es nuestra madre común y quienes la habitan son nuestra familia extensa. Si la atacan a ella nos atacan a [email protected] Si ponen en peligro sus bienes naturales, el bienestar de sus gentes, cualquiera de las formas de vida que en ella se encuentra, ACTUAR EN SU LEGÍTIMA DEFENSA, NUESTRA LEGÍTIMA DEFENSA, ES UN DERECHO HUMANO, NUESTRO DERECHO A PROTEGER LA VIDA. En Canarias, quienes habitamos en ella, la queremos viva y nos queremos vivos, por eso debemos levantar un gran MOVIMIENTO DE LEGITIMA DEFENSA.
canarias-colonia de España-hijosdecanarias.com
canarias-colonia de España-hijosdecanarias.com

La declaración universal de los derechos humanos la reconoce. El derecho penal por el que nos regimos, la tiene reconocida. Canarias y quienes la habitamos, tenemos desde hace tiempo un total sentimiento de indefensión. Quienes deberían actuar, siguiendo sus propias leyes vigentes, para defender nuestros intereses generales,  hacen dejación de ello. Quienes deberían hacer uso de las leyes para defender nuestro territorio y sus diferentes formas de vida, hacen dejación de ello, por no decir que conspiran claramente para hacer prevalecer los suyos propios o los de las mafias de las que se rodean.

A todos los [email protected] que de esta tierra se sienten, nos han querido condenar a ser meros sufridores de sus abusos, delitos, negocios, traiciones e incapacidades. Venden Canarias al mejor postor y han puesto nuestro paraíso en serio peligro de extinción. Nos han atado de pies y manos con una democracia que no es tal y mientras gran parte de nuestra gente viven existencias en precario, la gran riqueza que aquí se genera queda en manos de cuatro o simplemente se la llevan para afuera.

Aquí han gobernado ya todos, en dictadura y en democracia, desde Madrid o desde Europa, con una "Autonosuya" raquítica, insuficiente y sin capacidad real para transformar nuestras vidas. Ya no cabe esperar nada de ninguno de ellos. Por ahí no hay salida ni esperanza real.

Actuar en legítima defensa, lejos de ser un acto de irracionalidad, es el ejercicio más lógico frente a quienes ponen en peligro el instinto de conservación y vida, nuestro derecho humano más sagrado. Si el Estado o el mercado, han decidido por nosotros que nuestras vidas sean miserables, levantar la idea de que ellos son los miserables y que nosotros queremos recuperar nuestras vidas, es legítimo, necesario e inaplazable. 

Como aquel que defiende su casa del extraño que en ella entra. Igual que el que intenta salvar su vida de quien con un arma la pone en peligro. Igual que quien pretende defenderse de quien su cuerpo violenta, los que aquí habitamos queremos hacer uso de NUESTRA LEGITIMA DEFENSA. Puñetazo en la mesa. Se acabó la desesperanza.

NECESITAMOS DOTARNOS DE UN PODEROSO MOVIMIENTO DE LEGITIMA DEFENSA EN Y DE CANARIAS. Necesitamos empoderarnos más allá de los partidos políticos e instituciones. Necesitamos tener una muy potente organización que los ponga a todos firmes de una vez o que simplemente los eche para siempre al baúl de la historia de Canarias. Necesitamos que la idea de la Legítima defensa de Canarias y sus gentes sea el poderoso pegamento que nos permita recuperar el poder que nunca nos debimos dejar arrebatar, el que siempre debimos tener para que todas las formas de vida que habitamos este paraíso podamos vivir en él dignamente, felices y de verdad.

Es hora de que empecemos a levantar esa idea y ese instrumento de poder del pueblo. Es la única manera que tenemos ya de poder defendernos. Se acabaron los cheques en blanco, confiar en los partidos e instituciones, esperar por cambios que no llegarán nunca si esperamos por ellos. 

Tenemos que agitar nuestras calles como un avispero. Tenemos que darles donde más les duele: ni un sólo voto más. Tenemos que afrontar que su gran negocio, la gasolina de su modelo productivo, el turismo de masas es nuestro enemigo. Son ellos o nosotros. Es nuestro paraíso o su infierno.

Unámonos en torno a la idea fuerza de la LEGITIMA DEFENSA DE CANARIAS. UN MOVIMIENTO EN DEFENSA PROPIA, DE AUTODEFENSA COLECTIVA. 

En Canarias, como en el planeta, es la vida o la extinción. Es el poder de la mayoría o la dictadura de una minoría. 

Levantemos el MOVIMIENTO POR LA LEGITIMA DEFENSA DE CANARIAS.

 

Te puede interesar