¿OBEDIENCIA CANARIA?

CANARIAS 26 de octubre de 2022 Por Semanario LA RAÍZ
La RAE define eufemismo como aquella "palabra o expresión más suave o decorosa con que se sustituye otra considerada tabú, ... o demasiado franca". En la política canaria, hay varios ejemplos de cómo con el eufemismo "obediencia canaria" se pretendía evitar otros calificativos que sonaban menos "obedientes". Peor aún, hemos terminado comprobando que, en verdad, lo que se escondía tras "su obediencia" era la sumisión a intereses ajenos precisamente a Canarias. Para canarios "obedientes" ya tenemos a CC y NC, incluso a quienes quisieron parecerse a una U-PC. Los primeros también usaron aquello de "disciplina canaria", que vendría a ser en verdad la constante "genuflexión" a cambio de limosnas. Canarias no necesita obedientes, sino desobedientes. No necesita mejor gobernanza de lo existente, sino una transformación profunda e integral para salir de su condición dependiente y colonial.
65949920_596051977888740_9029113797087854592_o
Desobediente

El niño obediente es el que va de la mano, el que sigue las normas, el que calla, el que acepta que las cosas son como son. Pero, ¿y si el que obedece ya es adulto, mayor de edad, sufridor de mil piedras en el camino, el espectador perpétuo de malabaristas e ilusionistas que le han puesto mentiras donde tenía que haber verdad?. El obediente pasa a ser, desde este otro punto de vista, alguien que no quiere enfrentarse a la vida y a la realidad, que toma el camino más cómodo pero errático, que se resigna a no madurar y hacerse respetar. En la política canaria la obediencia canaria poco ha tenido que ver con la obediencia a Canarias. Los partidos que se han hecho pasar por obedientes a Canarias han sido, son, aquellos que han usado la tragedia canaria, la victimización, para mercadear y limosnear, aquellos que le han puesto precio a una españolidad a la que sin embargo no están dispuestos a renunciar. Los "obedientes canarios" no tienen sus jefes de filas en Madrid, ni falta que les hace, porque su sumisión es mental y no necesitan siquiera de "grilletes". En Canarias, la verdadera obediencia a Canarias es la desobediencia a todo lo que supone el status jurídico-político que la condena a ser obediente, la desobediencia al modelo productivo extractivista y de monocultivo que la convierte en una finca de señoritos de aquí pero sobre todo de afuera. En Canarias no vale ser desobedientes a tiempo parcial (sólo para marketing electoral) o por parcelas (acabar con el capitalismo salvaje, pero no con el colonialismo de base). Sí así fuera, si lo que se pretendiera es algo parecido al cristiano de conveniencia (creo y practico solo a conveniencia), esa "obediencia canaria" no dista mucho de la que ya practican Coalición canaria (por la diestra) y Nueva Canarias (por la siniestra, que viene a ser la izquiera que no lo es). 

Un "PROYECTO" de obediencia canaria pues tiene que partir de un cimiento distinto a todo lo que existe en la actualidad. Un PROYECTO que sea desobediente al parlamentarismo ramplón y castrante. Un PROYECTO vivo, independendiente, sin cordón umbilical pero sobre todo dispuesto a DESOBEDECER al gran capital, a la "Madrastra", a los copia y pega, a los gurús que sólo quieran mover el banquillo y ser el recambio del cambio. En Canarias se necesita una GRAN TRANSFORMACIÓN y no la GESTIÖN DE COMPETENCIAS aliñadas con limosnas presupuestarias. Un PROYECYO DE DESOBEDIENTES que tengan puesta su mirada en los próximos 50 años pero que debe poner sus raíces ya, porque la tarea es tan ingente y el objetivo tan necesario que sólo valdrá si se levanta paso a paso, con todas aquellas personas que estén alzadas contra la actual realidad social, política, económica, medioambiental, cultural, etc. 

Sólo así podremos hablar de Obediencia canaria real. La obediencia del desobediente que está harto que se use la canariedad, su bandera, sus anehelos y sus esperanzas para sólo posar, impostar y mercadear. Un "PROYECTO" no son sólo las personas, las ideas, las propuestas sino su determinación, firmeza y coherencia. 

Estamos atentos y hasta abiertos, sobre todo si es PARA LA DESOBEDIENCIA y un NUEVO CAUCE.

Te puede interesar