EL ASESINATO POLITICO EN ESPAÑA HOY

EDITORIAL 06 de julio de 2022 Por Semanario LA RAÍZ
Hubo un tiempo en que "la prensa" era sinónimo de noticia y ésta "retrato de un hecho acontecido y real". Así las cosas,el periodista que informaba de un asesinato proyectaba a su audiencia el horror , la autoría y la identidad de la víctima. Hoy,sin embargo, el "periodista" puede estar contratado para "asesinar" la imagen de la víctima, inventar el horror y convertir en noticia las filias o fobias de su pagador. En España hoy se "mata" por encargo desde medios de comunicación.
CMP

En Colombia, a la disidencia política se la ha asesinado en plena calle de un tiro o con una bomba. Los mismos sicarios que antes eran contratados para "ajustes de cuentas" por "asuntos varios", fueron después reclutados para "apartar de la vida pública' a toda persona que pudiera destacar por ser un "obstáculo" para los oscuros intereses de una minoría. En España o en Canarias, poner bajo nómina a periodistas,tertulianos o medios de comunicación en general otra 'asesinar la imagen" de la disidencia política es un hecho. Lo podrán disfrazar de fase news,lo edulcorarán emparejándolo con una supuesta 'libertad de opinión o expresión" pero, en esencia, la verdad es que hoy por hoy, España es el paraíso de los sicarios de reputación. 

Lo que hace años parecía sólo "una golfada" de cuatro desaprensivos hoy es toda una maquinaria que funciona como verdaderos  "pandilleros". Y no hablamos de prismas distintos, opiniones diversas, editoriales carcas o creadores de opinión que exploten su narcisismo. Hablamos de campañas orquestada para asesinar la reputación de una persona mediante la creación masiva y replicada de 'escándalos falsos" hasta "apartarlos de la vida pública". Todo vale. Jaurías mediáticas que cobran por "matar socialmente" a su víctima. Manadas de personas colocadas convenientemente en los faros de creación de opinión, actúan con saña hasta convertir al "disidente" en un despojo a los ojos de la ciudadanía. Se le "dispara" durante semanas, meses y hasta años hasta que la persona decide "dejarse morir políticamente" y simplemente muere socialmente por el daño impune que se le hace.

Alguien podría pensar que hacer por encargo lo inverso, ensalzarlo o ponerle el viento de cara por encargo seria igual y no lo es. Eso es cobrar por oarticipar en una campaña de marketing. Aquí de lo que hablamos es de acosar,amedrentar, perseguir, calumniar, sembrar terror, hacer daño a sabiendas con premeditación y alevosía matando lo más preciado que puede tener una persona socialmente: su consideración por el común.

En España este tipo de terrorismo se ha extendido y actúa cual banda criminal organizada. Alguien señala y paga y la "manada" hace su trabajo. Llegan incluso a que jueces " actúen de oficio", aumentando con ello la honda expansiva de su "artefacto". Sus "asesinatos" salen gratis porque hay más "actores" que dan cobertura a sus " acciones".

En Colombia se mató durante décadas y físicamente al disidente. En España, se ha implantado un sistema de "exterminio político de guante blanco" del opositor o disidente del régimen o de las élites, que pretende acabar de raíz con la democracia, si alguna vez la hubo en verdad en el Estado español. 

Miren a su alrededor. Miren las noticias. Escuchen y vean a los "sicarios" actuar día tras día en los medios. Por sus "atentados" los conocerán. 

En Canarias ese "terrorismo" es de "baja intensidad", porque "la disidencia real" no les inquieta...aún. Sicarios, haberlos,haylos, pero andan haciendo "trabajitos" que poco tienen que ver con la política. El día que saque la patita una "resistencia canaria", la jauría será diversa y amplia pero toda será pagada para defender la trama colonial.

Te puede interesar