¿ENERGIAS LIMPIAS?: ¡ASI NO!

LA BAJA DEL SECRETO 15 de julio de 2022 Por Javier Marrero
El capitalismo salvaje y especulativo muta de color. Ayer teñido del negro petróleo y hoy disfrazado de verde esperanza. Canarias no se libra de las malas prácticas y peores modos que ya están usando en América Latina. Ya están aquí: son los mismos de siempre con distinto relato.
IMG-20220715-WA0034

Si ustedes cogen por la GC 1, en dirección sur, verá entre vallas publicitarias, polígonos industriales y cientos de aerogeneradores, que tras ellos existe un paisaje que en su zona baja, terrenos rústicos han sido abandonados, teniendo ya la pinta de ser un solar para especular. 

Como todavía no han podido recalificar los terrenos, buscan cualquier tipo de aberración que esté subvencionada para engrosar mas las cuentas millonarias.

Ahora la nueva moda es llenarlo todo de paneles solares o hacer invernaderos, con la subvención que te dan para los invernaderos, aunque no plantes, ya tienes el negocio hecho y cuando termina su uso, lo abandonas dejando un paisaje tétrico lleno de plásticos destrozados.

Pero hoy me ocupa los paneles solares y los aerogeneradores, que van a terminar de destrozar los pocos espacios que tendrían que estar destinados a la agricultura o ser parajes naturales, tras una intervención para su recuperación.

Es tal la cabezonería y la ambición que junto al polígono industrial de Arinaga, están montando un enorme parque solar, con decenas de placas solares. ¿No sería mas lógico montarlos sobre las cubiertas existentes en el polígono? ¿No sería mas directa la producción y el consumo energético?

Después de los destrozos ocasionados en los sesentas con el conde de la Vega Grande, Matías Vega, etc…,de la mano de Fraga, ministro de turismo, en nombre del falso progreso y para la especulación con la introducción del turismo de masas.

Los gobiernos en Gran Canaria, han vuelto en esta era, a darle la espalda a su tierra y a convertirla en un lugar para el mayor enriquecimiento de los ricos, a costa de la destrucción de la calidad de vida y la naturaleza.

Vuelven a poner en manos de multinacionales, como es también el caso de la aberración de El Salto de Chira-Soria, los pocos recursos naturales que nos quedan en esta isla.

Ecoenor, quienes poseen campos de aerogeneradores en la zona de Las Salinas del Matorral al lado mismo de la central térmica de Juan Grande y que se extiende hacia el Castillo del Romeral, ha estado implicado en varios escándalos políticos en Galicia y en Guatemala. En este último hubieron hechos aún más grave y tuvo que salir por patas del país, dejando atrás su proyecto de construir una central hidroeléctrica en la selva en un espacio protegido cerca del río Cambalam en el municipio de Barillas, que, según varias ONG citadas por Economía Digital, desembocó en “represión, abusos sexuales y tiroteos”.

Un informe de Intermom Oxfan alude a una persecución desde las instituciones de justicia contra los contrarios a la hidroeléctrica. La propia empresa denunció a varios líderes indígenas.

Mujeres afectadas por la violencia en Guatemala llegaron a viajar en 2013 a la ciudad de A Coruña, sede de Hidralia, la actual Ecoenver, para expresar el rechazo de la comunidad indígena ante un conflicto que según elDiario.es, derivó en asesinatos y represión contra los opositores.

Por otro lado también han sido instalados en zonas de nidificación , paso natural de aves y yacimientos arqueológicos.

IMG-20220715-WA0033

Otras empresas que se dedican a este desproporcionado y mal uso de las energías limpias y renovables, son Santana Cazorla, Lopesan, Naturgy Lys y Gas y el Loro Park.

Y el recibo eléctrico sigue por las nubes y llegando a la estratosfera.

Javier Marrero

Te puede interesar