EL IBEX PAGÓ EL PEGASUS A LAS CLOACAS DEL ESTADO ESPAÑOL

EDITORIAL 10 de mayo de 2022 Por Redacción
Una red para-policial espía ilegalmente a miles de personas desde 2014 con el malware Pegasus y sucedáneos. Según Citizen Labs y "gargantas profundas" más de 1300 personas han sido y siguen siendo espiadas para controlar politicamente, extorsionar económicamente y asesinar mediáticamente a los "enemigos" del Régimen.

images (5)Las cloacas del Estado español han existido siempre. Hubo un tiempo en que se sustentó gracias a fondos reservados que sirvieron para intentar asesinar a disidentes como Cubillo o después la trama terrorista del GAL y desde hace años para "combatir" a todo tipo de personas a las que el Estado profundo le ponga una diana.

En menos de 3 semanas, al gobierno español actual le ha estallado en las manos un bomba que lleva tiempo siendo conocida por los partidos del régimen. Todos sabían que se espiaba, a quienes espiaban y quien pagaba para hacerlo. Sabían que había jueces que miraban para los celajes y que otros cumplían probablemente su papel dentro de una trama que, al pudrirse, ha terminado salpicando incluso a la Casa Real. Ha tenido que encender la espita la filtración del espionaje al independentismo vasco, catalán y galego, por parte de Citizen Labs, para que todos los implicados hayan decidido disparar a todos lados y a matar. 

El Estado profundo ha comprado un potente malware de espionaje,  contratado a sicarios mediáticos, usado a funcionarios públicos y "disparado" contra la raquítica democracia española. 

El gobierno del PSOE ha sido espiado, pero en su propio seno existen tentáculos que llevan décadas haciendo de cloaca, de brigada "Torrente", custodiando que todo sigue atado y bien atado. La recién nombrada sucesora al frente del CNI lleva 40 años en la "inteligencia" española y se la relaciona incluso, grabaciones incluidas, como perfecta conocedora de las actividaees de sicarios como Villarejo. 

El Estado profundo manda y los gobiernos y funcionarios obedecen y hasta colaboran para que la democracia española sea sólo una máscara que esconde una dictadura de facto. 

Decía días atrás el Presidente florero de Canarias que su gobierno estaba limpio de estas tramas. No hace falta ser un séneca para saber la razón del porqué hasta los espías "patrióticos" les ignoran. Su instrascendencia y nivel ridículo como actores políticos lo hacen obvio. Ni esa consideración merecen al Estado profundo, a Marruecos o cualquier gobierno del mundo. Mindunguis en mitad del Atlántico. 

Todo lo dicho deja manifiesto que España es una democracia de bajo nivel, con unas instituciones secuestradas por élites que ejercen de verdadero poder, capaces de subvertir su propio Estado y financiar todo tipo de actividades delictivas con colaboración judicial, policial y política. Y todavía hay quien cree o vende que España es un país democrático. 

Te puede interesar