LA PRENSA DEPENDENTISTA ASOMA LA PATITA: EL MPAIAC AÚN VENDE Y ESCAMA.

CANARIAS 01 de enero de 2021 Por Semanario LA RAÍZ
Los medios de comunicación en España no son objetivos ni profesionales. Son empresas de comunicación que se venden al mejor postor y claramente responden a bandos ideológicos concretos. Pero en Canarias la consigna y el bando es común: asesinar la imagen del independentismo canario
136027408_1018478505646083_7514392684083279323_n

La prensa española, incluso la más carca y ultra, suele tener más olfato que aquella que se autoproclama progre. Claro que todo esa cualidad la suele usar para encender todos los hornos donde quemar a su enemigo, pero de paso visibiliza y hasta engrandece sin mucha inteligencia a quien quiere en los infiernos. ABC, El Español, El Mundo y otros aún más metidos en el fondo de la caverna hispana, suelen vocíferar "que viene el lobo" en mucha mayor medida que otros medios que van de "plurales", aunque sólo se esconden tras pieles de cordero. Cuando de tocar el tema de los "independentismos" se trata, los "escribanos" optan por mezclarlo todo, convirtiendo la información en un relato adulterado con epítetos típicos y tópicos, hipérboles sin rubor y mixturas de lo más "calenturientas". Así toda actualidad relacionada con EHBildu nunca deja atrás a ETA, la de los "estelados" catalanes a Puyol y lo concerniente al independentismo canario al accidente de los Rodeos. En el caso canario, es obvio que sus tres rotativas pilares del dependentismo o silencien o lapiden al soberanismo canario, deformando la parte informativa que este quiera ofrecer y encubrando el fango y el veneno como praxis seudoprofesional.


Editorial Prensa Ibérica publica hoy, casi tres semanas después de la noticia, una referencia al anuncio del MPAIAC e IPC de rescatar el problema colonial canario en instancias internacionales. Lo hace cogiendo el rábano por las hojas, como era de esperar y ya era práctica desde el franquismo y sus herederos del Régimen del 78. Lo hace abstrayéndose a drede de su papel de medio de comunicación para internarse en la caricaturización de una noticia que, a poco que se tratara con un prisma más objetivo, introduciría un debate que resucitaría un escenario político canario en un estado vegetativo que da pavor.


Y es que es tan cierto decir que el independentismo canario hoy es una alternativa política a la que le faltan muchos apoyos, como que la Autonomía ha fracasado, que la integración forzada a la UE nos ha laminado y que nuestro NO masivo a la OTAN fue despreciado. Es tan cierto decir que Ana Oramas usa al MPAIAC como un coco que le recuerde a España que la "pax canaria" se puede "cambar", como que el "necionalismo" que pone la mano y llora no es la respuesta política que necesita Canarias.


El regreso a la escena política canaria de un MPAIAC que, obviamente tendría que aprender de sus muchos errores pasados, pero que cuenta como principal punto fuerte lo sembrado décadas atrás como herramienta de ruptura, es un hecho que incomoda si se consolida. ¿Para que serviría CC o NC si hubiera un MPAIAC fuerte y representativo más allá de las Cortes españolas? ¿Para qué serviría un Podemos en la colonia, si los verdaderos indignados en Canarias tienen en la condición de colonia la primera gran contradicción a batir?. ¿Qué papel le quedaría a un Parlamento canario insolvente, empequeńecido y ninguneado a poco haya una voz que cuente la realidad de Canarias en instituciones internacionales de mayor rango?.


Hoy por hoy, cualquier "ruido independentista canario" tiene más repercusión politica a todos los niveles que cualquier Marlaska, Escrivá, Torres o Oramas.
Tiempo al tiempo.

Te puede interesar