¿PORQUÉ NO SOMOS TODAVÍA MAYORÍA?: NUEVOS PILARES PARA PODER SER UNA NACIÓN

LO QUE PENSAMOS 14 de febrero de 2021 Por Hijos de Canarias
Los anticolonialistas tenemos que saber ocupar esos espacios de opinión, pero con otras estrategias, otros tonos, un relato nuevo, un argumentario contundente, un discurso que no sea el más de lo mismo que no nos ha proporcionado más que derrotas
151111538_1045520682941865_8529880165703811553_o
POR LA DESCOLONIZACIÓN

En menos de 10 años hemos visto crecer, pero también menguar, a alternativas políticas españolas como Ciudadanos, Podemos o Vox. Hemos visto como en Catalunya se pasaba de ser mayoría los partidarios de la Autonomía a crecer exponencialmente los independentistas. E incluso, más recientemente, cómo en toda Europa y EEUU, hasta movimientos negacionistas y conspiranoicos, alcanzaban un protagonismo sociopolítico desde casi cero. ¿Qué denominador común tienen estos fenómenos?,¿porqué han subido y bajado?, ¿qué ingredientes les han permitido ganar su espacio?. Todos ellos se han sabido dotar de un discurso, un argumentario, un relato capaz de catapultarlos POR UN TIEMPO AL MENOS. Aquellos que han acompañado esto de un plan para CREAR CONCIENCIA resisten y sobrevivirán. Los que no, desaparecerán, porque el aparato ideológico de lo ya establecido es más potente, constante, capaz de cortocircuitar una y otra vez con nuevos relatos, nuevo argumentario, nuevos discursos.


¿Porqué el anticolonialismo canario no ha alcanzado esos niveles de crecimiento y protagonismo en los últimos 40 años?. Porque nos quedamos en consignas, discursos y argumentos que cumplieron su tiempo histórico. Nuestro ideal sigue siendo una causa noble y necesaria, pero tiene que dotarse de discurso, argumentario y relato acordes con el tiempo que vivimos, para que podamos colocarnos en el centro de atención de nuestro pueblo. El 90% de los canarios cree firmemente que la independencia es ir a peor, no a mejor. Sin embargo, probablemente un 60% de ellos sí que piensa que a su tierra la tratan como una colonia y entre ese otro 30% restante, abundarán los que seguro creen que esta autonomía es raquítica y débil. Los anticolonialistas tenemos que saber ocupar esos espacios de opinión, pero con otras estrategias, otros tonos, un relato nuevo, un argumentario contundente, un discurso que no sea el más de lo mismo que no nos ha proporcionado más que derrotas. Pero que no se confunda nadie: nuestro objetivo es y será siempre la descolonizaciòn, porque cualquier otro que salga de la "fábrica" del colonialismo español estará pensado para sus intereses y no los de Canarias.


Dicho esto, se hace trascendental entender que la movilizaciòn más importante es aquella que tiene como finalidad concienciar de esto a quienes ya tenían conciencia nacional, porque serán el motor del cambio, para así crear conciencia nacional con éxito entre quienes aún no la tienen. Sólo una conciencia nacional fuerte impedirá que seamos una moda pasajera, un repunte, un granero de votos para lo que surja con el tiempo. Nuestro viaje va más allá de que una ONU nos declare TNA, nos abra la puerta a un Referéndum o simplemente establezca un calendario de Descolonizaciòn. Sin conciencia nacional no habrá Nación y menos Estado independiente. Sin conciencia nacional estaremos a los pies de nuestro adversario porque, aunque ellos no tienen una conciencia nacional sí disponen de las herramientas de un Estado.


El mayor daño que le podemos hacer hoy al colonialismo no es hacer una manifestación por la Descolonizaciòn, sino descolonizar las mentes de quienes aún nisiquiera se reconocen como colonizados. El colonialismo español no tiembla porque mil, dos mil, diez mil canarios se manifiesten en la calle. Su temor sería mayor si esos mismos que ya tienen conciencia nacional tienen la capacidad, los argumentos y las propuestas para multiplicar esa conciencia cien veces más. Ya hemos organizado muchas manifestaciones y ¿qué cambió?. El mejor regalo que los concienciados podemos hacer a los de esta nueva generación, es que la conciencia crezca en número, en razones, en propuestas, hasta ser visibilizada al fin como una alternativa que llegue para quedarse, para ser el fin de la colonia, el inicio de la Nación y el cimiento de un Estado canario que sea lo opuesto a este corrupto e injusto español.


Superar este reto, el de crear conciencia de país, marcará la diferencia entre pasado y futuro, nuevas derrotas o la victoria, ser una moda o el cimiento de nuestra Nación.

"El árbol que más aguanta no es aquel que tiene más hojas o ramas, sino el que más cimentadas tiene sus raíces"

Te puede interesar