¿CUAL ES LA CAUSA DE LA PASIVIDAD DEL CANARIO Y SU INCAPACIDAD PARA DEFENDER SU TIERRA?

LA BAJA DEL SECRETO 06 de octubre de 2022 Por Ancor Jorge Dorta
Más de una vez todos nos hemos hecho esta pregunta. La respuesta sin duda no es fácil y seguro tiene muchas aristas. Ancor Jorge Dorta nos ofrece una visión que aporta pistas alrededor del tema. Acercarnos a resolución de esa problemática nos podría también acercar a la toma de conciencia suficiente para resolver la contradicción política que nos impide avanzar hacia un horizonte de soberanía.
1464483199296k
1464483199296k

Todos los pueblos colonizados comparten una serie de cuadros psicológicos y sociológicos como bien definió Albert Memmi en su "Retrato del Colonizador y el Colonizado". Unos cuadros que la psicología moderna ha ido definiendo con diversos nombres, falta de motivación, indefensión aprendida, etc...


Uno de esos cuadros comunes es la pereza y la pasividad. Una pereza sobre la que ya hemos escrito y que hay que preguntarse si no es fruto de las condiciones o la falta de expectativas. Y es que en una economía con bajo valor añadido como las coloniales, como la canaria, la gente se pelea por miserias para subsistir, traiciona por migajas y trata de sobrevivir dentro del sistema tóxico porque no se encuentra capaz de hacerle frente.


Pero saber esto es la primera capa de la cebolla. Si, tenemos una sistema que nos permite sobrevivir pero no nos permite progresar, un sistema educativo infame y una propaganda continua que deforma la realidad y nos permite creer lo que queremos creer, porque elegimos la mentira reconfortante frente a la verdad incomoda. Pero tratemos de ir mas allá porque solo culpando al sistema o al otro no se solucionan las cosas. Las cosas se cambian cuando cambiamos nosotros. Por tanto, ¿Cuál es la causa de la pasividad del canario y la incapacidad de defender su tierra y su futuro?¿Porque somos unos rendidos que aceptamos pasivamente nuestra propia destrucción?

En mi opinión debilidad de espíritu y una cabeza llena de orines. Pobreza espiritual y moral causada por un sistema de creencias tóxico y una percepción deformada de la realidad - en parte impuesto y en parte autogenerado como mecanismo de defensa.

Una cultura toxica con valores corrompidos y moral de esclavos. Convencidos de que no podemos, sin confianza en nosotros mismos. Queriendo ser dueños de algo pero sin aceptar la responsabilidad de serlo.

Todo esto lleva a un sentimiento de dependencia, de victimismo que nos hace irresponsables e incapaces de colaborar porque esperamos que nos salven en lugar de buscar salvarnos por nosotros mismos.

Esto ocurre al haber quedado huérfanos espirituales, desorientados y confundidos por desconocer y abandonar los caminos filosóficos y espirituales de los antiguos canarios.

El pensamiento postmoderno actual agrava todo esto. Lo activo es masculino, lo receptor femenino. Es necesario un equilibrio en ambos. Lo receptivo es necesario para escuchar la voz interior del Ser y lo proactivo para actuar. La postmodernidad, al condenar lo masculino, condena la acción proactiva, el establecimiento de limites, el cambio y el asumir responsabilidades.

La falta de pensamiento crítico y la inmadurez emocional, de no saber gestionar las emociones negativas, también influye. Creencias, emociones y pensamiento bailan juntos.

Por último el no saberse agrupar y federarse en la creación de alternativas políticas para generar un proyecto país hace que siempre se este improvisando, sin estructura ni capacidad y siempre a la defensiva de forma reactiva.

¿La solución? La humildad para aprender, el limpiar corazón y mente conociéndonos a nosotros mismos... y el buscar la hermandad desde el corazón porque todos los canarios somos hijos de una misma madre.

Ancor Jorge Dorta

https://menceymacro.blogspot.com/

Te puede interesar